Diario Financiero: Metodología que mejora la productividad

El país se ha transformado en líder regional en esta nueva forma de abordar un proyecto, con un sector público que ha ayudado a sentar las bases mínimas para su impulso.

por | Jun 16, 2019 | Noticias | 0 Comentarios

Para el próximo año tenemos como meta comenzar a requerir la metodología BIM dentro de las licitaciones de los proyectos públicos de manera estandarizada, estructurada y con foco en optimizar la gestión de la información, para mejorar la toma de decisiones en los proyectos públicos”, detalla Sebastián Sichel, vicepresidente ejecutivo de Corfo.

Es que el Estado se ha transformado en el principal impulsor de la implementación de esta nueva forma de trabajo en el desarrollo de proyectos de edificación e infraestructura pública, con el programa Planbim, al alero del Comité de Transformación Digital de Corfo, como parte de su plan estratégico “Construye 2025”.

“Hemos desarrollado un trabajo multisectorial para sentar las bases que impulsen el cambio metodológico y la incorporación de tecnologías de información. Manufactura avanzada y smart cities son otros ámbitos en los que BIM aporta a la transformación digital del Estado. Hoy, el uso de esta metodología es la base para lograr ciudades digitales, la digitalización dentro del sector y la gestión de los datos para la mejor toma de decisiones, tanto en los proyectos públicos como para el desarrollo de nuevos proyectos”, detalla Sichel respecto al Building Information Modeling (BIM).

Una metodología que hoy es utilizada principalmente por los rubros de arquitectura, cálculo estructural y constructoras, permitiendo que su implementación “haya alcanzado un nivel de desarrollo medio alto”, apunta el secretario ejecutivo de BIM Forum Chile, Roberto Rojas G.

Así, nuestro país es el de mayor implementación de BIM en Latinoamérica, “impulsado por el crecimiento de la construcción y la preocupación por mejorar su productividad”, destaca.

La clave del BIM está en que digitaliza todas las variables de una obra y fomenta una forma de trabajo basada en la colaboración.

Impactos

Esta tecnología, que se desarrolló pensando específicamente en el sector AEC (Arquitecture, Engineering, Construction), vino a transformar la forma de abordar los proyectos, al disponer digitalmente toda la gestión de datos necesarios para levantarlo y operarlo, mediante un software de modelamiento en 3D.

En el caso de Planbim, cuyo objetivo es incrementar la productividad y sustentabilidad de la construcción, se están “creando capacidades, exigencias y actividades nuevas en el sector y así, en el tiempo, cerraremos las brechas entre diseño, construcción y funcionamiento efectivo de las edificaciones y obras”, plantea Sichel.

Y en cualquier sector que lo utilice, los principales aportes del BIM surgen a partir del trabajo colaborativo que fomenta, dice Rojas, además que permite “disponer la información de cada parte del proyecto sobre una base de datos utilizable por cualquiera, lo que genera infinitas y muy altas posibilidades de mejora a futuro”.

La clave está en la colaboración a la que apunta esta metodología, opina Jorge Simpson, director de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) en BIM Chile, puesto esto permite “tener un mayor control de la información, mejores visualizaciones, poder evaluar, simular, testear y corregir los proyectos antes de construirlos. Por lo tanto, ser más eficientes y ajustarse a los costos”, explica.

Coincide el gerente general de 5D Ingeniería, César Passalacqua, acotando que esta “alta” disponibilidad de información de calidad, en etapas tempranas del desarrollo, “permite tomar decisiones de alto impacto técnico con bajo impacto económico, posibilitando que lo que se entregue de cada etapa del proyecto sea altamente confiable, disminuyendo el riesgo (costo) de la fase siguiente”.

Incluso, agrega el director de Marketing y Soluciones Digitales de René Lagos Engineers, René Felipe Lagos, es posible que BIM “siga trabajando” una vez concluido el proyecto de construcción, “vinculándolo en la gestión de las instalaciones. Así, los propietarios pueden usarlo para administrar el uso de recursos y mantenimiento”.

Sin embargo, el director ejecutivo de BIM Studio, Nicolás Posada, advierte un desafío en este punto y en su opinión “estamos muy lejos aún de integrarlo en la fase de explotación/mantenimiento porque se ha puesto más énfasis en la fase de diseño. Recién se está tomando conciencia de los beneficios reales del BIM durante la construcción”.

Leer todo el articulo del diario financiero aquí.